Words of Joy

Repost from the Bible application.

“LA COMODIDAD DEBE CAER 

Tal vez te pueda parecer raro el pensar en la comodidad como un gigante; como algo que se burla de nosotros y hiere nuestra vida. Todos deseamos proporcionarle un ambiente de seguridad a nuestra familia. Nos agrada recostarnos en algún asiento al final del día sin zapatos para ver un programa divertido en la televisión. Nos gusta que las cosas estén en orden en nuestra vida; no nos gusta el caos. Ninguna de esas cosas es mortal en ella misma. El problema solo surge cuando el deseo de una ausencia de riesgos y de preocupaciones se convierte en el tema dominante de nuestra vida.

En la historia de David y Goliat vemos cómo ese anhelo se había vuelto un obstáculo para la nación de Israel. Los israelitas lanzaban todos los días su grito de batalla. Se vestían y se iban al frente. Tenían a Dios de su parte. Pero durante cuarenta días, el atractivo de la comodidad había impedido que avanzaran. Goliat salía cada mañana, y los israelitas decían: «Hoy no. Es demasiado peligroso. Quedémonos en las tiendas, que aquí estaremos seguros». 

El cuadro que nos perdemos en esta historia es que David entró en la escena, e hizo en un día lo que todo el ejército de Israel no había podido hacer en mes y medio. Todos esos días habían estado vacilantes. Y todos esos días, la comodidad había hecho que se echaran atrás. Todos esos días, el gigante seguía saliendo y saliendo y saliendo. Entonces apareció David y dijo: «Esto es una locura. Esto va a terminar hoy mismo».

Dios quiere que tú hagas lo mismo; que veas más allá de la comodidad y reconozcas que hay algo de importancia eterna contra lo cual tienes que batallar. Te está llamando a un propósito más elevado que aquello que te puede proporcionar una simple comodidad. Te quiere dar una influencia real. Quiere que camines por sendas de justicia por amor a su nombre. Quiere que des un paso de obediencia a su voluntad. Te está invitando hoy a prepararte, mostrar tu solidaridad con su grito de guerra y enfrentarte al enemigo. 

Ganar la victoria sobre el gigante de la comodidad significa responder a este llamado. Significa negarte a esperar a que «todas las piezas estén en su lugar» antes de moverte. Significa estar dispuesto a ir en una dirección que al principio no te parece familiar. Significa comprender que lo que más importa es que te muevas en la fortaleza de Dios, y no en la tuya. Tan pronto como hayas captado esto, estarás listo para la batalla. Estarás listo para ser puesto en el lugar donde vas a poder presenciar la liberación que te dará Dios.

Recuerda que la fe prospera en la incomodidad. La cruz hizo sufrir a Jesús en el mismo instante en que te daba la libertad a ti. Muchas veces nos es fácil limitarnos a quedarnos sentados y decidir que vamos a seguir el ejemplo de la vida de otra persona… dejar que sea otro que tiene un «llamado» el que vaya y corra el riesgo. Pero la realidad es que Dios no ha llamado a ninguno de nosotros a evitar los peligros inherentes a un mundo perdido y agonizante. Al contrario; nos ha llamado para entrar en él con la espada del Espíritu en nuestras manos. Él quiere que digamos: «Mientras sea de día, tenemos que llevar a cabo la obra del que me envió. Viene la noche cuando nadie puede trabajar» (Juan 9:4).

Tu vida en esta tierra es breve… pero Dios es grande. Por eso, céntrate en las cosas de importancia eterna mientras estás aquí. Vives en un planeta donde hay miles de millones de seres humanos que nunca han oído hablar de Jesús. Como seguidor de Cristo, tú eres el que tiene la esperanza. Tú tienes la verdad. Tú tienes la vida. Tú tienes a Jesús. Eso es lo que importa: hacer que Jesús sea conocido. ¡Por eso, entra en la pelea en el nombre de Jesús!

Responde 

En una escala del 0 al 5, ¿qué importancia tiene la comodidad para ti? ¿Por qué respondiste de la forma que lo hiciste? ¿Cómo se manifiesta tu afán de comodidad en tu vida diaria?

¿Puedes ver algún aspecto de tu vida en el cual tu afán de comodidad esté limitando lo que podrías hacer para Dios? Si es así, ¿cuáles son esos aspectos?

¿Qué te parecería salir de tu zona de comodidad con el fin de servir a Dios de alguna forma? ¿Cómo te sentirías acerca de algo así? ¿Cómo puedes proclamar a Jesús con tu vida?”

Advertisements